Saltar al contenido

The Beard King Travel Kit

the beard king travel kit

Después de una muy larga espera, por fin he recibido mi paquete de The Beard King y para ser más precisos, recibí el kit conocido como Travel Kit o sea… el kit de viaje.

Como todo lo que evalúo aquí, tiene algo que destacar, sin embargo puedo decirte con certeza que no son los productos que prometen ser y tampoco son la gran cosa, así de triste está la situación.

The Beard King Travel Kit

Este pequeño kit de viaje, fue perfecto para mí para conocer toda la gama de productos que ofrece The Beard King; peines, aceites y beard wash… indudablemente lo mejor que tienen es una excelente publicidad, unos comerciales muy divertidos y un diseño gráfico sensacional.

Se hacen llamar productos premium, naturales y 100% libres de ftalatos; lo cuál presumen bastante y es la primera gran mentira.

Sin más comencemos la rigurosa evaluación.

Beard Wash de Beard King

Como comentaba anteriormente, esta marca presume prácticamente ser 100% natural pero como también he dicho antes, todas las marcas están obligadas a poner en sus botellas qué ingredientes están utilizando y es ahí cuando me doy cuenta de si mienten o no.

En cuanto al desempeño del beard wash, funciona bien, tiene surfactantes suaves y de origen natural pero no todo es natural.

Entre sus ingredientes encontramos:

Agua, Cocamidopropil Betaína, Lauril Sarcosinato de Sodio, Lauril Sulfoacetato de Sodio, Cocoil Isiethenato de Sodio, Estearato de Glicerilo, Glicol Distearato, Fragancia, Fenoxiethanol, Glicol Caprílico, Lauril Glucósido, Polyquaternium-7, Aceite de semilla de cáñamo, Aceite de castor, Goma Guar, Cloruro de hidropropiltrimonio, DL Pantenol, Aminoácidos de seda y EDTA Tetrasodio.

Comencemos desglosando algunos de ellos…

Respecto al Cocoil Isetionato de Sodio, según la web de la planta medicinal, este es un ingrediente que no debería estar en ningún producto de limpieza, es algo que me confunde un poco ya que es un tensoactivo muy suave y de origen natural, supongo que es dañino de alguna forma pero no he encontrado información al respecto sobre ello.

El glicol distearato y el glicol caprílico son derivados del petróleo y aquí encontramos la segunda mentira… no serán aceites minerales ni siliconas, pero si tiene derivados del petróleo tal como lo es el aceite mineral.

El Polyquaternium-7 es un acondicionador sintético, es un co-polímero, o sea un plástico, o sea otro derivado del petróleo; se utiliza para suavizar el pelo pero de manera sintética, por decirlo así.

Si nos seguimos con los demás ingredientes nunca acabamos de hacer pedazos este producto, por lo cuál concluyo que su producto no es precisamente natural ni el mejor que podamos encontrar en el mercado del jabón facial, hay mucho mejores alternativas.

Otro problema enorme es que dicen ser productos libres de ftalatos pero ¿cómo es un producto libre de ftalatos si está contenido en un envase de PET?

El PET es el único material que libera ftalatos en todo lo que contiene… por eso es PET >> PoliEtileno Tereftalato.

En fin, ¿que le vamos a hacer?

Respecto al aroma, créeme que no es tan fantástico cómo dicen; en mi caso solicité el aroma Blade y déjame decirte que huele a jabón normal… ¿has olido el jabón neutro de la marca Escudo®? bueno, el olor es muy similar.

En resumen, no es lo mejor que te puedes echar en la barba.

Aceites de Beard King – Decepción TOTAL

El pequeño kit viene con un porta aceites metálico (hecho en China) que la verdad está muy cool es novedoso y es algo que llamó mi atención en primer lugar.

Este kit viene con 3 muestras de sus tres versiones de aceite y vienen en pequeños recipientes de vidrio transparente, lo cuál me gustó para poder conocer los tres aromas.

Lo que no me gustó es que vengan en frascos transparentes, los aceites puedes echarse a perder si por descuido los dejas expuestos al sol aunque te apuesto que traen conservador.

Desafortunadamente estos frascos no indican los ingredientes que contiene el aceite y en su página web no los colocan; al menos no en su totalidad.

Sus aromas o sus versiones son: Blade, Imperial y Knight.

Los tres me gusta que tienen un toque extremadamente seco, es el aceite más seco que he conocido, es muy bueno para barbas cortas; el aceite es muy ligero pero no es ideal para barbas largas, definitivamente.

También podemos notar que utilizan aceites procesados, el color de sus aceites es casi transparente.

Respecto a los aromas solo me agradó uno… un poco.

El Blade como te dije es como el del jabón Escudo® por lo tanto no me agrada.

El Imperial es amargo/picante y es el único decente para mí, es un aroma nuevo debo admitir y finalmente el Knight es un aroma dulce bastante pesado tiene vainilla o algo de eso, como de perfume barato… horrendo.

Cuando apliqué este aceite en mi barba, pude darme cuenta que también contienen fijador de fragancia, el aceite huele demasiado y el aroma se queda un par de horas bajo tu nariz, cosa que no sucede con una fragancia derivada naturalmente.

Así que nuevamente, no son 100% naturales.

Para dejar este tema del aceite por la paz, solo te diré que las versiones completas de 30 ml también vienen en recipientes de PET (por lo tanto tampoco son libres de ftalatos) y estos pequeños frascos de vidrio para usarse en su cápsula portátil son demasiado pequeños, no les estimo más allá de 2 semanas de uso moderado.

Lo que terminaré haciendo es reciclar los pequeños recipientes para rellenarlos de un aceite de mi preferencia para poder seguir utilizando la King Capsule ya que definitivamente no volvería a comprar otro aceite de Beard King.

Es una lástima, realmente esperaba mucho de esta marca pues al igual que Beardbrand, debutaron en The Shark Tank y bueno… me hice a la idea que debía de ser una marca igual de buena pero no…

El peine de cartera

El peine es un accesorio interesante, es un peine del tamaño de una tarjeta de crédito, es metálico y nuevamente, está hecho en China.

Es útil, la verdad es que sí y me agrada bastante; fue la segunda razón para animarme a comprarles, el único detalle que tiene es que al ser de un acero muy simple, las espinas del peine se doblan y se deforman.

Si tu cartera la traes siempre en el bolsillo trasero, es posible que el peine se deforme y además maltrate tu cartera.

Yo pensaba que este aditamento era de plástico, cuando menos resistiría más la flexión del uso diario de la cartera, sin embargo aún no lleguemos a conclusiones y en un futuro post hablaré más a fondo de este accesorio y de la King Capsule que definitivamente son los dos productos destacados de esta marca.

Bueno tienen un tercer artículo… ese lo adquirí hace bastantes meses y se trata de la capa para barbear; también hablaré de ese accesorio en otra oportunidad porque ese sí es muy bueno.

El mini peine de collar

Es algo similar al peine anterior pero este es mucho más pequeño y viene en un collar estilo militar, también es metálico y su estructura es mucho más robusta que el peine de cartera.

También te mandan un aditamento de llavero por si quieres traer este peine entre tus llaves, funciona bien también pero no hay mucho más que hablar de él.

Beard King ¿vale la pena?

De no ser por los pequeños aditamentos y cosas especiales que venden, estaría extremadamente decepcionado de esta marca, bueno… de hecho lo estoy en cuanto a los consumibles como el aceite y el champú; esperaba demasiado.

The Beard King es una de tantas marcas que se enfocan a crear una publicidad genial y unos diseños visuales fantásticos pero sus productos son una vez más, productos baratos que se venden como marcas de primer mundo, marcas como estas hay miles.

Su atención a clientes es bastante lento y muy ineficiente, te hablan muy bonito diciéndote “su majestad”, “lord”… (admito que es divertido al inicio) pero al final no te resuelven a fondo la situación, en ningún momento pudieron ubicar dónde estaba mi pedido… ¿puedes creerlo?

El producto tardó más de 2 meses en llegar aún cuando es el país vecino; con esto una vez rectifico que lo peor que puedes hacer es dejarte seducir con publicidades asombrosas y mejor enfocate en leer primero la lista de ingredientes.

En fin, pues esperando una vez más que esta publicación haya sido de tu agrado, nos leemos en otra oportunidad y recuerda…

¡Déjala crecer!