Saltar al contenido

La importancia del sagrado arte de la barbería

Hermanos perdónenme porque he pecado.

He cometido una fechoría, una barbaridad, una iniquidad, una maleza… un acto inmoral.

Sí… me he quitado toda la barba.

Intentaba arreglarla pero lo arruiné y tuve que quitarla toda.

Ahora tendré que nombrar mi sitio cómo “La cara lampiña de El Viejo Aikades”

La parte buena es que ya puedo disfrutar de una torta o una hamburguesa sin temor a morderme el bigote jajaja…

¿A quién quiero engañar? jajaja soy feo de nuevo (sí, más) la comida sin pelos no justifica mi barbarie.

Después de esta experiencia, me di cuenta (una vez más) de la importancia de ir a la barbería para evitar estos trágicos accidentes.

La buena noticia es que volverá a crecer y como he dicho anteriormente… la única razón de quitarse la barba es para tener el placer de verla de nuevo crecer ¿cierto?

Afortunadamente no todo es tan malo, tuve oportunidad de probar los productos de afeitado de MAN Harbor y eché mano de las navajas de Parker para completar el sucio trabajo.

Funcionan muy bien, ya había probado estos productos la ocasión que me afeité la cabeza pero definitivamente no es lo mismo que usarlos en el rostro pues el cuero cabelludo es mucho más grueso y la sensibilidad es diferente.

Lo que verdaderamente me gusta de MAN es su aceite preafeitado y su milk aftershave, creo que son por mucho las verdaderas estrellas.

Literalmente tenía un par de años que no me afeitaba, mi barbilla tenía 2 años sin ver la luz del sol jajaja… también dada mi falta de práctica me hice un par de pequeñas cortadas… lo que me hizo reflexionar sobre el trabajo y responsabilidad que tienen los barberos, una navaja en el cuello no es algo para reirnos.

El mejor consejo que puedo darte hoy es que apoyes al mercado local, ve con tu barbero favorito a que te arregle la barba y no hagas las burradas que yo cometí jajaja.

Claro que… también deberás asegurarte que ese barbero sea bueno.

En fin.

Voy a aprovechar para verdaderamente medir qué tan rápido crece mi barba con los productos que estamos fabricando y pasaré una vez más por las 10 fases de crecer la barba… digo hay que aprovechar lo que hay ¿cierto?

Así que ya te estaré contando a través de estos meses cómo va creciendo nuevamente.

No te desconectes y recuerda…

¡Déjala crecer! (y no la arruines como yo)