Saltar al contenido

5 formas en que estás destruyendo tu barba

Que tal, bienvenido a una nueva publicación de este tu auténtico blog de las barbas, esta es la primera vez que estoy escribiendo desde la comodidad de mi hogar con una buena cerveza oscura por un lado… así que ¡salud! ejem… por otro lado hoy mismo fui a hacer las compras de la semana, ya sabes… lo mínimo indispensable para sobrevivir y me encontré con que Walmart ya vende algunos productos para barba.

Productos no muy buenos por cierto… y entonces me dije a mi mismo “¿Quién en su sano juicio usaría esta mierda en su barba?” y con mucha tristeza me respondí inmediatamente… “la gran mayoría”.

Y por más que duela es cierto, estamos muy acostumbrados a comprar envases bonitos sin fijarnos en el contenido (dónde la mayoría de las veces es de muy mala calidad) y entonces se me ocurrió escribir esta entrada acerca de las cosas que hacemos y poco a poco van destruyendo nuestras barbas.

Por cierto, no estoy borracho.

Por lo menos no todavía… ¡jaja!

Si para el final del post comienzo a escribir mal o comienzo a comerme las letras entonces sí terminé bien borracho.

Comencemos.

5 formas de destruir tu barba

Bueno, como les decía, encontré que en Walmart comenzaron a meter unas marcas de productos para barba y después de ver los ingredientes me alejé tan rápido como pude y me dirigí al área de las cervezas… y aunque no tiene nada que ver con esta entrada te comento que soy un gran fan de la cerveza,  la prefiero sobre cualquier otra clase de bebida alcoholica pues hay un mundo gigante por conocer de ello y sobretodo soy fan de aquellas de saboresfuertes… generalmente las oscuras son las que aportan los sabores más potentes, en fin.

¡Salud!

De hecho la ventaja de haber visto los productos en la tienda fue la de poder leer su listado de ingredientes, me salvó de hacer una mala compra al adquirir esos productos (en internet por ejemplo) y haberme llevado una gran decepción… (como con casi todo lo que he comprado)

Ejem… además que sus precios no eran nada accesibles.

Hace un par de meses un lector me había comentado también que en la Comercial Mexicana ya habían metido algunas marcas de productos para barba y desafortunadamente tampoco eran muy buenos.

En fin ¿qué le vamos a hacer? por lo menos informarnos un poco y es la intención de esta entrada.

Vamos a ver las 5 maneras en que conciente o inconscientemente estás destruyendo tu barba.

1. Usar malos productos

Creo que esto es más que obvio ¿no?

Los productos de mala calidad no aportarán ningún beneficio a esta estupenda melena, solo cubrirán con mentiras… sin embargo por más obvio que parezca, muchos no lo toman en consideración.

Dime viejo ¿cómo seleccionas tus productos? ¿compras en base a lo lujoso de la botella o te pones a ver el listado de ingredientes?

Es más, permíteme reformular la pregunta… ¿piensas que un excelente producto viene en un envase lujoso?

Muchos hermanos prefieren un envase y una etiqueta bonita en lugar de buscar un producto de verdadera calidad, eso lo sé, de lo contrario muchas empresas ya habrían quebrado.

Déjame contarte un secreto hermano… la mayoría de los envases bonitos contienen pura basura… créeme he probado bastantes y de hecho comencé comprando las marcas populares con envases fashion.

El verdadero valor de un producto está en sus ingredientes y no en el envase.

Es justo aquí donde se traza la línea entre los conocedores y los amateur, un conocedor no compra porquerías.

¿Para qué quieres un bonito envase si de todas formas terminará en la basura?

Quizá para adornar el tocador…

Si de alguna forma le pudiéramos sacar valor al envase me retractaría ahora mismo pero tú y yo conocemos la realidad.

A las empresas grandes les interesa muy poco tu salud, lo que buscan principalmente es tener producto que no se eche a perder tan rápido y para eso utilizan muchos sintéticos, plásticos y conservadores agresivos.

No estoy diciendo que te vayas a morir al día siguiente pero a la larga pudiera traer consecuencias, como por ejemplo el uso continuo de productos con parabenos contribuye a la formación de cánceres.

Ya no se ve tan bonito ese producto ¿o si?

Permíteme contarte otro secreto, los mejores productos que he tenido el placer de probar generalmente tienen una apariencia muy sencilla tal es el caso de Beardbrand, Beardoholic y OSMA.

Yo tengo un sistema muy simple que me ayuda a seleccionar productos y lo voy a compartir contigo, sin embargo no es muy eficiente al comprar en internet porque muchos no ponen todos sus ingredientes, solo te ponen los “principales” o lo que les conviene decirte… el problema viene cuando recibes el producto y en su listado de ingredientes vienen esos componentes indeseables que nunca se molestaron en informarte.

Por ejemplo es muy común encontrar una descripción de producto donde te dicen que tiene argan y algún otro componente maravilloso, pero al recibirlo te das cuenta que habían otros 8 o 9 ingredientes que no te mencionaron… entre los cuales hay varios sintéticos y conservadores.

En fin, el procedimiento es el siguiente.

  1. Revisa el listado de ingredientes, si no conoces alguno o no te dicen los ingredientes puedes contactarme sin compromiso y trataré de asesorarte.
  2. No te fijes en la procedencia, en todos los países hay productos buenos y malos, fíjate en los ingredientes y trata de analizarlos, insisto en que este es el paso más importante. Quiero decir con esto que por el hecho que diga que es premium y que está hecho en Estados Unidos, no significa que sea un buen producto… o inclusive premium como ellos mismos se dicen.
  3. Trata de informarte sobre la reputación de la marca, revisa las reseñas y opiniones de los compradores.
  4. Si tienes oportunidad, revisa el color del contenido… por ejemplo un aceite transparente es un aceite procesado al que ya le retiraron varias propiedades y es de menor calidad aunque no tenga siliconas… pero definitivamente es mejor que uno con siliconas. En algunos además del color hay que explorar “el sensorial” o la textura; esto es un poco más complicado pero es necesario.
  5. Revisa el precio, esto es lo último que debes chequear, si el producto vale la pena en cuestión de ingredientes entonces págalo si no cumple los pasos anteriores, no tires tu dinero. El precio no determina la calidad, eso grábatelo muy bien, hay productos económicos muy buenos y hay productos muy caros que son muy malos.

Trata de evitar aquellos que no enlistan completos sus ingredientes y de igual manera si tienes dudas, puedes volver a contactarme.

Reitero con que estas son simples recomendaciones, al final el que tiene la última palabra sobre lo que adquieres eres tú mismo hermano.

2. Lavar tu barba con agua muy fría o muy caliente

Dicen por ahí que la mejor temperatura para lavar cualquier vello corporal es el agua tibia aunque yo difiero un poco de eso, para mí lo ideal es que esté fría pero no un frío como de hielo… digamos a unos 11 – 15 °C está bien.

En anteriores ocasiones ya he dicho que no uses agua caliente pero nunca te dije que no usaras agua fría y esto es principalmente porque no hay una manera práctica de medir el agua fría, es decir, el agua fría es lo mejor para tu barba pero no tan fría ¿me explico?

Las temperaturas demasiado bajas también resecan y debilitan los folículos… y así estés usando el mejor producto del mundo, podrías enfrentar problemas en tu melena… lo que nos lleva al tercer punto.

3. Estás usando jabón normal

Hermano, la barba no se lava con jabón tradicional (el de la tiendita), el jabón tradicional generalmente se hace con surfactantes agresivos que resecan todo, tampoco el jabón neutro es una buena idea.

Después de usar un jabón en la piel o en el cabello ¿has notado que te deja una sensación de acartonamiento?

También pudieras sentir que te pica todo el cuerpo… pero no son pulgas hermano.

Eso es re-sequedad y debido a que el vello facial es mucho más sensible, aplicar jabón tradicional resulta ser una muy mala pésima idea.

Pudieras provocar que se te caigan varios vellos y la barba te quede parchada… para siempre.

Lo mejor es adquirir un beard wash que te ayude a cuidar el vello facial sin arrancarle los aceites naturales.

4. Dejar que todo mundo acaricie tu barba

¿Recuerdas mi publicación sobre los malos hábitos de los barbones?

Ahí te comentaba que dejar que otras personas agarren tu barba es una mala idea.

Recuerda que la mayoría no se lava las manos y al momento de tocar tu melena dejan todos sus bichos y bacterias… ahora imagínate que recién hayan ido al baño.

Tengo algunos amigos que después de ir al baño solo se “lavan” con agua y no utilizan jabón… o existe también la otra situación cuando no hay jabón en los baños público y no queda de otra… el punto es que no dejes que nadie te ande agarrando la barba.

Muchas de estas personas también tienen la mala costumbre de jalarte los vellos de la barba, eso debilita al folículo y pudiera arrancarte algunos pelitos que quizá no vuelvan a salir nunca.

5. Secar la barba con aire caliente

Cuando la barba ya está muy larga, la única manera razonable de secarla es con el uso de una secadora.

Recuerda que para usar el aceite para barba se requiere que tu melena esté seca.

Pero usar aire caliente solo provocará sequedad en la piel y en el vello, también matará el opium folicular lo que ocasionará que tu barba se caiga y no vuelva a salir.

Lo ideal siempre es secarla con aire frío y en esta publicación te doy más detalles sobre las mejores práticas para secar tu melena.

Y ¿entonces?

Pues bueno no hay mucho que decir ¿o sí? la manera en que puedes estar afectando tu barba es tan evidente que nadie se percata de ello o dicho de otra forma, es tan común que nadie le presta atención pero si lo que buscas es tener una barba de campeonato ya sea larga o corta, con estos consejos lo conseguirás y no solo eso, quizá logres que esos pelos engruesen y que tu barba luzca más completa.

Pues nuevamente esperando que te haya sido de utilidad, nos leemos en otra ocasión y recuerda…

¡Déjala crecer!