Saltar al contenido

Los 4 errores del afeitado

La irritabilidad producida por el afeitado en hombres va en aumento.

Las causas son diversas: sol, contaminación, alimentación, alcohol, ambientes climatizados, etc, hacen que la piel sea más sensible y reactiva.

Afeitarse es una exfoliación severa que practicada frecuentemente constituye una fuente de irritación que puede causar deterioro de la piel.

Los hombres nos afeitarnos por obligación (imagen laboral) o por decisión propia, y nos olvidamos que el objetivo es lograr una afeitada más a fondo y con las menos molestias posibles.

¿Cómo quitar la irritación del afeitado?
La mayoría cometemos los mismos errores:

  1. Preparación inadecuada de vello y piel.

Afeitarse después o durante la ducha es una de las prácticas más frecuentes, y aunque resulta recomendable, es insuficiente.

Después del baño, la piel se encuentra limpia y los poros de la piel relajados, lo cual ablanda el vello de la barba y bigote.

Sin embargo esto no es una preparación suficiente para lo que vendrá después. En las barberías se aplican una o dos toallas calientes y húmedas para lograr que el poro se abra, se ablande el vello, y se hidrate la piel.

En casa debemos utilizar al igual que en las barberías, un buen aceite preshave, además de lubricar y facilitar el deslizamiento de la navaja, acondiciona y nutre la piel al estar saturado de antioxidantes.

El efecto de su uso cotidiano, te producirá una piel joven y radiante.

  1. Uso de espumas de mala calidad (enlatadas).

Para afeitarte necesitas una buena crema o espuma para afeitar, la cual no sea una bomba de químicos y conservantes.

Debemos entender que lo que se busca es un producto que evite la acción abrasiva de la navaja sobre la piel, y esto lo logra una buena glicerina natural acompañada de una suave espuma como lubricante.

Olvídate de los colores y de los efectos de espumas exuberantes y artificiales.

  1. Uso de navajas o rastrillos en malas condiciones.

Los rastrillos con poco filo o viejos son un riesgo de heridas e infecciones.

Los rastrillos en la actualidad han evolucionado de 2, 3 y hasta 6 hojas, sin embargo, los resultados no son notablemente mejores.

Eso sí, los repuestos son carísimos.

Esta razón, y el hecho de que los resultados de afeitarse con los rastrillos de una sola hoja desechable (safety razor), sean mejores al lograr afeitados más ajustados, han ocasionado que la manera en que se afeitaba tu padre y tu abuelo, estén volviendo a ponerse de moda.

  1. No utilizar aftershave.

Olvídate del alcohol.

Los productos con alcohol deben evitarse al producir deshidratación y mayor irritación.

Después de afeitarte, lo que necesitas es aliviar el daño causado por las navajas, y aunque no detectes sangrado o sientas ardor, debes utilizar algún producto para restaurar la piel y la función de barrera que ésta realiza.

Existen aftershave que además de curar la piel y servir de antiséptico, te agregan suavizantes que nutren y acondicionan, además de proporcionar protección contra los rayos solares.

Como ves, son pocos los cuidados y los productos que debemos incorporar a nuestras prácticas de aseo y cuidado personal.

Recuerda que el rostro es siempre tu mejor carta de presentación, y debemos evitar a toda costa que con el paso de los años, ésta se nos caiga a pedazos.

Información proporcionada por MAN Harbor, profesionales en afeitado.