5 beneficios del aceite de argán en tu barba

En días pasados estuve leyendo algunos artículos respecto al aceite de argán ya que en lo particular, no me parece la gran cosa.

Posiblemente salgan por ahí algunos haters queriendo asesinarme debido a esta declaración de guerra pero es la verdad.

El argán lo veo más como una moda, normalmente cada 3 a 5 años, “descubren” un nuevo aceite extraído de alguna planta exótica en un país lejano y bueno, obviamente le encuentran algún beneficio, lo ponen a un precio exagerado y la gente se vuelve loca al respecto.

En la actualidad el argán, me parece, pasó de moda muy rápido y ahora lo que van a hacer es que van a empujar al aceite de la nuez de Kukui del cuál ya les estaré hablando en futuras entradas.

Sin embargo, en el tema de la barba, parece que los fabricantes no tienen mucho interés por la innovación.

Se quedan con lo mismo y lo promueven hasta el cansancio y el aburrimiento.

Cuando me dedicaba a fabricar aceites para todos ustedes, siempre busqué mejorarlos; eso me obligó a investigar diferentes ingredientes y cómo podía mezclarlos mejor para obtener mejores y más veloces beneficios en la barba.

Entre ellos, el engrosamiento y velocidad de crecimiento.

Gracias a ello, encontré aceites “exóticos” que funcionan bien… y al igual que con el argán, alguna vez tuvieron su época de moda y éxito.

Para no hacer el cuento tan largo, solo te diré que, decidí escribir esta entrada cuando el día de ayer encontré un curioso artículo llamado “5 Blessing Benefits of Argan Oil” en uno de mis blogs favoritos de barba, que honestamente fue la gota que derramó el vaso, en ella, prácticamente santifican los beneficios del aceite de argán, cuando en realidad, esos mismos beneficios (y más) los encontramos en muchos otros aceites sin la necesidad de estar pagando cantidades ridículas.

Recuerda que el argán es un aceite muy caro y se vende más caro aún, es un producto de pocos beneficios (para mi gusto) y encima de todo, cuando un fabricante dice que le pone argán a su mezcla, le pone en cantidades muy escasas… (menos del 1%)

Así que en esta entrada pretendo derrumbar toda esa santificación y ayudarte a que selecciones mejor tus productos para barba.

5 beneficios del aceite de argán que puedes encontrar en cualquier otro aceite.

1. Reduce la inflamación

Debido a que el aceite de argán contiene ácidos grasos como omega 6 y 9, ayuda con la inflamación y la picazón que se produce cuando recién te está creciendo la barba, estos ácidos grasos también son buenos para aplicar directamente en la piel después de afeitarse.

Sin embargo, el aceite de cacahuate, uva, almedras, sésamo, entre otros… contienen más del doble de estos ácidos y a un tercio del precio del argán.

Además el aceite de cacahuate también contiene omega 3.

Con lo anterior, descartamos completamente que esto sea un beneficio exclusivo del argán o inclusive una razón para seleccionarlo.

2. Hidratante natural

¡Por favor!

Otro beneficio ridículo que no justifica nada.

Los aceites mencionados en el punto anterior (y más) tienen este mismo beneficio y en todo caso si hablamos de hidratar, el aceite de pepita de uva o el de aguacate crudo funcionan mucho mejor.

Quiero aclarar que no tengo nada en contra del aceite de argán, estoy en contra de que lo quieran santificar como si fuera el único ingrediente en el mundo que tiene esos beneficios.

Además, no existe ningún aceite natural que sea 100% hidratante, en realidad, ninguno hidrata, hablamos de aceite.

Si el aceite hidratara… ¿para que tomaríamos agua?

Más bien nutren y a través de una nutrición correcta nos ayudan a una mejor absorción y retención de los líquidos a nivel celular, el mejor aceite para este trabajo es el de girasol (rico en gamma-linoléico) y el único aceite para barba que he encontrado en el mercado con aceite de girasol es el OSMA Tradition, uno de mis favoritos por cierto.

En realidad a lo que se refiere a los aceites es que evitan la pérdida de agua formando una capa que evita que se evapore, a lo anterior se le llama oclusividad, sin embargo, lamento decir que ningún aceite natural es oclusivo al 100%.

El único aceite con efecto oclusivo que existe, con una eficacia aproximada al 95% es el aceite mineral, así es, el que se deriva del petróleo… el siguiente que más se le acerca con una eficacia del 60% es el aceite de Kukui que mencionábamos al inicio, de ahí en fuera, las eficacias de los aceites naturales en cuanto a retención de agua no pasan del 35%.

En todo caso si de hidratación se trata es mucho mejor una crema, porque viene mezclada con aceites diversos, agua, y otras grasas beneficiosas.

Las cremas en el mundo de la barba se conocen como mantecas para barba, entre mis preferidas hay 2, la de Maestro’s… aunque no la compres en MercadoLibre porque la venden muy muy muy cara, mejor comprarla directo en la página de Maestro’s, hacen envíos a todo el mundo y la de Bluebeards Original que es complicada de conseguir si no vives en Estados Unidos pero si te interesa tengo algunas en Mercado Libre.

3. Ligero y de rápida absorción

Una realidad es que el aceite de argán, efectivamente es muy ligero, casi como agua.

Pero vamos, eso no es ninguna justificación.

Si de aceites ligeros se trata, el de sésamo (ajonjolí) también lo es y trae muchos mejores beneficios, además, el ajonjolí es anti-irritante, uno de los ingredientes principales en mi extinto aceite Istak para ser un potente anti-irritante mezclado con aceite de caléndula.

Los dos aceites anteriores, normalmente los llevan los mejores bálsamos post-afeitado, justamente para calmar la piel, calmar irritación, re-hidratar y recomponer la piel… mezclados con un poco de agua de olmo escocés para un aroma masculino y refrescar la piel.

En la publicación anterior hablábamos justamente de los beneficios del witch hazel (olmo escocés) en los aftershave (post-afeitado) y te recomendaba probar el producto de Thayers, uno de los mejores productos para aliviar la piel después de afeitarla.

Puedes conseguir uno en mi publicación de Mercado Libre; los traigo de Estados Unidos para mi uso personal pero si no quieres quedarte con las ganas pues bueno, ahí están disponibles.

Ojo que no traigo muchas unidades.

4. Te hace ver bien

¡Ja,ja,ja!

A menos que nos haga guapos entonces si vale la pena, pero no.

De esta parte no voy a comentar nada adicional.

Glitter en la barba… que mariconadas.

¡Ja,ja,ja!

5. Evita la descamación

Finalmente, evitar la descamación es un tema tan anticuado, aburrido, repetitivo… tan “mainstream”.

Todos los aceites naturales, ayudan a evitar la descamación, ninguno la evita, es algo que debe suceder cuando comienza a salir la barba.

Más bien lo que hacen los aceites es ayudar a que sea más tolerable este proceso en lo que termina de salir la barba, solo eso.

Los únicos aceites que no ayudan para nada contra la descamación, son aquellos sintéticos o llenos de siliconas.

En México hay muchas marcas que venden basura como aceite para barba.

Esas porquerías no sirven.

En resumen.

Bueno, creo que está más que clara mi posición respecto a querer santificar o querer “echarle más flores de las que merece” al aceite de argán.

Es un buen producto, pero vamos, no es el único ni es el mejor.

Así que mi recomendación es que no se dejen llevar por anuncios que hablan de que su producto es mejor porque lleva aceite de argán… ya que para terminarla de amolar, muchas veces lo refinan (lo que le quita sus pocos beneficios) y en otras ocasiones lo contienen en muy pocas cantidades.

Es más, existen productos (que no mencionaré por este medio pero si gustas saber cuáles son, escríbeme en Twitter) que son 95% siliconas más esencias con conservadores, etc… y 1% de argán.

Eso es basura señores, basura les digo, no lo compren.

Sin más y esperando haya sido de extrema utilidad, nos leemos en otra ocasión y recuerda…

¡Déjala crecer!

(y no compres basura)