consejos principiantes gimnasio viejoaikades.com

3 consejos para principiantes en el gimnasio.

Que tal mis estimados barbones, pues dando continuidad a la penúltima publicación dónde les contaba que me metí al gimnasio, bueno pues he decidido también comenzar a poner contenido relacionado y sobre todo aplicar la misma dinámica que con la barba, ir aprendiendo, estudiarlo, experimentarlo e irlo publicando para aquellos principiantes interesados en transformar sus puercos en bellos y esculturales cuerpos.

En esta ocasión hablaré introductoriamente del tema, tocaré un poco la parte de la dieta, los suplementos y la rutina… conforme vaya aprendiendo y viendo más resultados también lo iremos analizando.

¡Vamos a darle!

Consejos para principiantes en el gimnasio

Ojo que no pretendo ser un experto, voy publicando esto conforme voy avanzando y aprendiendo.

A pesar de que toda mi vida he sido deportista (obligado por mis padres), la realidad es que el tema del gimnasio es bastante nuevo.

Durante mi primaria, secundaria y preparatoria, fui literalmente obligado a practicar natación y karate todos los días después de la escuela.

Al entrar a la universidad tuve la oportunidad de jugar tennis para el equipo escolar y eso implicó, además de 2 horas y media diarias de entrenamiento de pelotear, 1 hora diaria en el gimnasio.

Sí, entrenaba diario 3 horas y media, parece una locura pero en realidad te llegas a acostumbrar.

El desgaste en las rodillas era lo más jodido del asunto.

Ejem…

Sin embargo, en el gimnasio nos dejaban a nuestro propio criterio, es decir, sin instrucción, supervisión o rutinas y aparentemente, todos los ejercicios los hice mal porque terminaba lastimado o sin resultados realmente notorios.

Siempre estuve delgado y en forma, pero nunca estuve como Stallone o Schwarzenegger o como se escriba esa madre jajaja.

Consejo #1 – Si quieres estar en forma no la pienses más y házlo de una vez

Si bien es cierto que el trabajo, el estrés y la vida acelerada moderna nos hace engordar o enfermar, una realidad adicional es que nos la pensamos demasiado para hacer ejercicio, aunque sea salir a caminar unos 20 minutos.

Cuando terminé la carrera de ingeniería mecánica en 2011, mi enfoque siempre estuvo en conseguir un buen trabajo, subir la famosa escalera corporativa, ganar una buena lana, tener la casa de mis sueños y emprender un negocio después… pero me olvidé completamente de la parte de la salud y el ejercicio.

Error garrafal.. aunque la verdad terminaba tan cansado al final del día que hacer ejercicio era lo último que se me ocurría.

Sin embargo me di cuenta de 2 cosas:

  1. Subir la escalera corporativa en empresas grandes, es algo extremadamente lento, fatigoso y estresante.
  2. Los sacrificios son demasiados al grado que se afecta tu salud mental y física.

Por ende decidí que si me va a tomar tiempo lograr mis objetivos de Godínez, entonces debo cuidar también la parte de salud porque de nada me servirá tener éxito empresarial si mi salud está de la mierda.

¿Me explico?

Para lograrlo sin afectar mi trabajo, tuve que hacer un sacrificio más.

Dormir temprano para poder levantarme más temprano y poder ir al gimnasio.

La vida es corta y hay que aprovechar antes que sea demasiado tarde.

Si por alguna situación económica no puedes permitirte ir a un gimnasio, haz ejercicios en casa, en internet hay cientos de miles de tutoriales y blogs que pueden ayudarte a comenzar.

Lo importante es tener disciplina, empezar y darle hasta lograrlo.

Recuerda que lo más difícil es el comienzo pero una vez que lo conviertes en hábito todo se vuelve mucho más fácil.

Consejo #2 – Busca asesoría nutricional con un profesional

Otra realidad es que nunca estarás en forma mientras tu dieta sea una mierda.

Posiblemente este sea el consejo más importante de todos.

El consumo excesivo de sal, grasas saturadas, alcohol, azúcares y comida chatarra en general nunca te permitirán tener ese cuerpo escultural que siempre has querido.

Quizá esta es la parte más complicada, dejar de comer basura.

Sólo Dios sabe cuánto extraño la comida chatarra…

Ejem…

Ir al gimnasio y matarte ahí una hora diaria no hará ninguna diferencia si no controlas tu alimentación, créeme.

Es tal cuál dicen: “Eres lo que comes”

Te voy a contar una historia…

La secretaria que me asignaron, es una chica “genéticamente obesa”, y encima de eso se la pasa tragando mierda y media todos los días.

Hace exactamente un año, se metió al gimnasio (y pagó la anualidad completa de una) con la esperanza de ser la mujer más buena de toda la oficina.

Una excelente meta, pero con poca determinación porque el puro ejercicio no le hizo lograr nada.

La realidad es que debido a su mala dieta, se sigue viendo exactamente igual si no es que hasta más obesa.

Lo que si le admiro es su constancia, ha ido al gimnasio todos los días sin falta.

Entonces, el consejo es que busques asesoría profesional en nutrición para que consigas tu objetivo mucho más rápido, además lo lograrás de una forma sana, sin morir de hambre con dietas estúpidas, dañando tu cuerpo con medicamentos o idioteces como los “vibradores quema-grasa”

¿Quien chingados inventó esa mamada?

En fin.

En mi caso, y a mis 29 años, fui con una nutrióloga que me hizo un plan de alimentación dónde además consideró varios de mis gustos en comida.

El plan consiste en 5 comidas saludables dónde las calorías se contabilizan en base a mis metas a corto plazo.

Te puedo decir que en ningún momento he sufrido de hambre y en 2 semanas bajé 1.5 kilos.

Nada mal, ¿no?

Podría decir que en 1 mes, tendré por lo menos 3 kilos menos de grasa corporal si sigo con la misma disciplina y constancia.

Así que mi consejo es de que en lugar de gastarte todo ese dinero en alcohol y chucherías, mejor inviértelo en ti mismo y en un asesor calificado que te lleve a cumplir tus metas sin sufrir.

En una siguiente publicación te daré algunos consejos para encontrar al nutriólogo ideal para tus objetivos.

Consejo #3 – Busca asesoría con un entrenador

 

 

Nadie dijo que esto era barato ¿o sí?

Se parece mucho al tema del cuidado de la barba, una inversión bastante elevada.

Ejem…

La parte del entrenador es meramente opcional aunque altamente recomendable.

El entrenador no solo creará una rutina basada en tus metas de corto y largo plazo, sino que estará contigo durante todo tu tiempo de entrenamiento y dará seguimiento cercano a tus resultados.

El hecho de que tengas al entrenador pegado durante todo el tiempo, convierte esta actividad monótona y solitaria en una actividad estimulante y pues… no tan solitaria.

Salvo que lleves a algún amigo o pareja.

En mi caso a las 5:30 am es algo más que imposible llevar un compañero jajaja.

Extra – Consume suplementos de manera correcta y disciplinada

Lo primero que hay que entender es que los suplementos son exactamente eso, suplementos.

No sustituyen una dieta, no hacen magia ni son reemplazo de nada.

Hay que entender a los suplementos como un extra, como un “además de“.

Entendamos que tampoco son anabolizantes o esteroides, eso es otra cosa qué ni de pedo pienso usar y tampoco recomiendo.

Usar suplementos de calidad, bajo recomendación correcta y sin abusar de ellos, nos ayudan a conseguir nuestros objetivos mucho más rápido.

Lo importante es que se consuman con una dieta balanceada e ingiriendo mucha agua, esto te lo va a recomendar mejor tu nutriólogo y tu entrenador.

Algo que confunde a mucha gente es precisamente el tema de los suplementos, literalmente hay miles de marcas y un montón de fregaderas que la verdad, da flojera investigar.

Salvo que quieras ser un físicoconstructivista, deberás aprender a usarlos bien todos.

En mi caso solo quiero un poco más de masa muscular y bajar la barriga cervecera que me he hecho los últimos 8 años.

Para mi dieta solo consumo un pre-entreno, aminoácidos, creatina y proteína de suero de leche, de los cuales hablaré en una siguiente publicación y de las marcas que he investigado y estoy consumiendo.

Los resultados son leves pero notables.

Comentarios finales

Una de las razones principales por la que mucha gente abandona el gimnasio antes de los 3 meses es porque los resultados que esperan no los ven rápidamente o nunca los ven… y es de esperarse que se desanimen o lo terminen viendo como una meta imposible.

Yo creo que nada es imposible, pero todo tiene un precio y en este caso es la persistencia.

Entendamos que los resultados no son rápidos y en segundo lugar como dije, deben ir acompañados de una dieta bien estructurada y de un seguimiento puntual a tu rutina de ejercicios.

Otra razón de abandonarlo es que si no tienes una rutina bien hecha, la actividad del gimnasio se vuelve bastante aburrida, en especial si vas solo.

En estos 8 años de sedentarismo, intenté varias veces ir al gimnasio y no pase del mes justamente por esa razón.

Se volvió aburrido.

Sí, aunque seas un ermitaño aburrido y sociópata, el ser humano por naturaleza es un animal social, tenemos esa necesidad de conectarnos o de sentirnos parte de algo más que nosotros mismos.

Ir con un compañero que te haga más ameno el entrenamiento e inclusive te motive o en su defecto un entrenador personal, lograrán que tus metas se consigan en menos tiempo y sin sentir tanto el esfuerzo que esta actividad conlleva.

Si estás dispuesto a cambiar tu vida y tu cuerpo, lo mejor que te puedo decir es que lo hagas ya.

No te esperes a principios de año o a que te ilumine la Virgen de Guadalupe.

Solo házlo, no lo pienses, forma disciplina, lleva el objetivo al límite y cúmplelo.

Ya verás que no te arrepentirás.

Nos leemos en una siguiente ocasión dónde hablaré un poco más a fondo de los suplementos.