Eugenio Derbez – un mexicano que inspira.

El día de hoy estoy inspirado, inspirado por un hombre, una personalidad que cambió mi forma de ver las cosas y que de unos años para acá se ganó todo mi respeto, sí señores, les estoy hablando de Eugenio Derbez.

Eugenio Derbez, un ejemplo para cualquier emprendedor.

Cualquier mexicano que se respete sabe quién es el famoso Sr. Derbéz.

Durante muchos años fue motivo de alegría y, en lo personal, que soy una persona que siempre ha sido de un humor muy ligero, puedo decirte que esperaba con ansias el programa de XHDERBEZ a la hora de la comida todos los días.

Era mi héroe.

Es más, por él quería ser comediante al crecer.

Verlo en la televisión era lo máximo para mi.

Claro tenía 14 años a lo mucho.

Ansiaba ver a sus personajes tan famosos como el Lonje Moco, El Diablito, Don Pepe Roni, Marilyn Mensón o Armando Hoyos.

Durante mi secundaria y preparatoria imitaba sus voces o la risa del Diablito cuando estaba cotorreando con mis cuates.

Bueno para no hacer el choro tan largo y asfixiante, evidentemente fui creciendo y aunque mi humor seguía igual de simple pues algunas otras cosas empezaron a cambiar en mi forma de ver las cosas.

Madurez le llaman y te llega aunque no quieras.

Ejem…

Me acuerdo particularmente de una ocasión en que estaban transmitiendo ese programa de Televisa dónde te hablan del análisis del partido de fútbol en el mundial, no recuerdo que año era ni qué mundial era.

Seguramente Eugenio sí sabe de cuál hablo porque en esa ocasión, sufrió una humillación en televisión.

Y la neta sentí re-gacho.

Bueno te decía…

En ese mundial llevaron a Eugenio Derbez y a Omar Chaparro como los comediantes… ya sabes… Televisa tenía que poner una parte cómica en el programa y yo esperaba ver con ansias los chistes que sacaría Eugenio.

Desafortunadamente en esa ocasión, sus chistes no dieron gracia… y eso es mucho decir para alguien como yo que se ríe de la estupidez más simple pero original.

Fue en esa misma ocasión que este señor se enojó porque nadie lo peló y fue cuando pensé “chingado… este señor ya dió todo lo que tenía que dar… Eugenio Derbez se acabó”

Posterior a ese momento, desconozco que sucedió… mucho tiempo dejé de ver televisión y también de Eugenio no se supo la gran cosa… salvo que después vendió la transmisión de su boda a Televisa y no se que más.

Cosas de hueva.

El regreso del Sr. Derbez

Como te decía, mucho tiempo me alejé de la caja idiota y hasta el momento sigo sin verla demasiado.

Ahora solo veo ciertas noticias o notas de interés…

Quién lo diría, ¡ja!

Televisa evidentemente se convirtió en una transmisora de programas basura con un contenido educativo y cultural nulos que siendo honesto, me siguen asqueando.

Le llenan de mierda la cabeza al pueblo y bueno… fue la principal razón de dejar de ver televisión.

Además Eugenio y su programación habían desaparecido del radar.

Tampoco hablar de televisión por cable.

En ese tiempo era algo carísimo y para mi familia eso siempre fue un lujo que no podíamos permitirnos.

En una publicación anterior te contaba que a mi niñez afortunadamente nunca le faltó nada pero tampoco fuimos adinerados, entonces la única programación que teníamos al alcance era la de televisa y tv azteca.

En esos tiempos TV Azteca era un fiasco, imagínate… algo peor que televisa.

Entonces ni hablar de tener televisión por cable, eso era un simple sueño guajiro, un hecho inaccesible.

Después supe que Eugenio había llegado a Hollywood y lo primero que pensé fue:

¿Y ese wey que hace ahí?

Eugenio Derbez en el cine joligüdense

Me parece que la primera película que sacó fue la de Jack y Jill de la mano de Adam Sandler.

Una película que ni de chiste me dieron ganas de ver, muy a pesar de que Adam Sandler siempre me cayó muy bien hasta que hizo la película de Click.

La verdad no sé si Don Derbez produjo la película pero me parece que sí fue la primera que le permitió su aparición en Joligüd.

También te confieso que hasta el momento no he visto ninguna de las películas posteriores que produjo o interpretó el Sr. Derbez, salvo la de Geotormenta y eso porque no sabía que el salía ahí jajaja.

Aclaro que no las he visto por alguna especie de desprecio al gran Sr. Derbez.

No he visto sus películas debido a un personal y muy particular “desprecio” al cine mexicano.

Las películas mexicanas que llegué a ver en mi pubertad y adolescencia nunca me gustaron… tu sabes… generalmente retratan la pobreza de México, siempre hay drogadictos, matanzas, embarazos… demasiada realidad y me generalice todo el género mexicano al grado que no puedo sacarlo de mi cabeza.

Digo… ¿para qué ver esas películas si lo veía todos los días en la realidad?

Veo películas para entretenerme y divertirme no para sufrir y transportarme a la realidad del día a día.

Las películas mexicanas son demasiado realistas comparadas contra las joligüdenses que, aunque hay violencia, sabes que es más falsa que mis dólares.

Derbez – el mexicano que ha inspirado a los mexicanos

En lo particular hablo de mi persona pero siento que este señor ha inspirado a más de uno.

Recientemente en un programa de radio que escucho, Eugenio Derbez estuvo en entrevista hablando de su más reciente película y te confieso que solo lo escuché porque quería terminar de escuchar todo el programa de radio.

Sin embargo, Derbez captó mi atención muy rápido.

Primero dijeron que su película “hombre al agua”, es la segunda película más taquillera en Estados Unidos, solamente por debajo de Avengers Infinity War que es la película más taquillera de todos los tiempos, superando inclusive a Star Wars.

Ahí fue cuando dije… ¡Ah cabrón!

Después dijeron que su otra película (creo que fue la primera que el produjo y escribió), es la película mexicana más taquillera de todos los tiempos.

Y volví a decir “¡Ahhhh cabrónnnn!”

Fue ahí dónde paré oreja y empecé a poner más atención.

Escuché el resumen de la historia de Derbez desde sus inicios.

Desde que fue a pedir trabajo a televisa.

Imagínate.

Y admito que me identifiqué con mi ex-héroe inmediatamente, convirtiéndose nuevamente en mi héroe.

Estoy hablando de un mexicano, que con trabajo duro, perseverancia y arriesgando todo literalmente le partió la madre al cine americano.

Un mexicano que triunfó y que además sigue siendo una persona humilde, que conoce el trabajo duro y lo que cuesta ganarse las cosas.

Una persona sensishiiiita como dirían mis hermanos de la Argentina.

Digno de admirarse y que deja una gran enseñanza.

Perseguir tus sueños puede ser algo complicado, lleno de obstáculos, lleno de gente mierda y gente que te ayudará, pero como decía el buen Steve Jobs…

El secreto del éxito es 99% perseverancia y 1% talento.

Y creo que al Sr Derbez le sobran estas dos cualidades.

Así que aunque posiblemente nunca vea esta publicación de este mini blog de las barbas, le deseo todo el éxito y espero que durante los años venideros, pueda seguir inspirando a más gente a alcanzar sus metas.

Así que gracias Sr. Derbez y la verdad estaría de pelos conocerlo alguna vez.

También veré sus películas pues no puedo dejar que la crítica popular se apodere de mi opinión.

¿O sí?