La cerveza artesanal en México y sus controversias.

Este fin de semana estuve haciendo las compras regulares en el Walmart y se me ocurrió darme una vuelta por el área de las cervezas.

Quería ver si de pura casualidad me encontraba con la cerveza Guinness en envase de vidrio ya que es una de mis preferidas y de mis gustos culposos (porque sé que a mucha gente no le gusta).

Al igual que la Coca Cola, la cerveza sabe mucho mejor si se envasa en vidrio.

¿Porqué chingados envasan en latas de aluminio?

Le da un sabor bastante desagradable y un aroma muy particular.

¿Lo has notado?

Bueno… te decía…

En la misma área, se encuentran algunas otras opciones de cerveza que, a decir verdad, no me llaman la atención pero decidí echarles un vistazo.

Compré unas para probar y evaluar.

Hay que darle oportunidad al talento nacional ¿no?

¡Ay sí!

Mis excusas para andar de borracho.

¡Jajaja!

Bueno pues entre todo ese mar de botellas cerveceras me llamó la atención de mala gana una marca cuyo nombre aún no mencionaré.

Le hice el feo por el puro nombre pero me llevé de igual forma unas botellas para evaluarlas y ver si sisicierto que están a la altura de las mejores.

Lo anterior me hizo relfexionar bastante y es por eso que decidí publicar esta entrada.

Aclaro que en esta ocasión no hablo de la cerveza en si, ya que hasta este momento no la he evaluado.

Más bien, hago una crítica abierta y justificada hacia la fabricación de la cerveza en México.

¡Vamos allá!

¿Es socialmente aceptable poner nombres de pestes a los alimentos?

cerveza artesanal

Te confieso que nunca he sido fan de la cerveza artesanal mexicana…

Y mucho menos de los bares que solo sirven su propia cerveza artesanal.

Esas llamadas… cervezas hechas en casa.

Una de las dos razones por las que les he huído es debido a esos nombres estrafalarios que ponen y que en lo personal, me parecen de muy mal gusto.

Es decir,

¿Te apetece una cerveza que se llama como una peste o una plaga?

No me jodas hijo.

A mi me suena como a que se fabrica en un lugar con condiciones deplorables, con agua sucia, con lúpulo y gorgojo…

¡Jajaja!

Igual y no pero es mi primera impresión por el nombresito.

Y digo… si fuera cierto, tampoco me sorprendería.

Y es la otra gran razón por la que le huyo a esta clase de cervezas.

Una pregunta que siempre me hago es,

¿De dónde jijosdelaverga agarraron la inspiración para nombrar así a una marca de productos alimenticios?

Porque aunque sea una bebida alcohólica, es considerada como un producto alimenticio.

Déjame contarte una pequeña experiencia personal, patrocinada por mi trabajo, claro.

Cuando voy a ver a mis clientes de la industria alimenticia en sus plantas, muy seguido avizoro ratas o cucarachas de tamaños alucinantes corriendo entre las paredes o detrás de los racks,

Y esto muy a pesar de que tienen trampas y sistemas antiplagas en cada esquina de sus inmuebles.

Si eso le sucede a las grandes marcas que tienen toda la plata del mundo para tener un ambiente más limpio, entonces,

¿Qué podemos esperar de una microempresa?

Esos nombres irrisorios me suenan como esa marca de productos para barba que lleva un nombre bastante vulgar.

Seguramente lo habrás visto en alguna barbería.

Sus productos tienen unos nombres vulgares, estrambóticostrespesinos que realmente me sorprende que hallan tenido los cojones de salir al mercado.

Y me sorprende aún más que haya barberías promoviéndolos.

En fin.

Esto es México ¿no?

México productor de cerveza

Regresando a la cerveza, pues te cuento que honestamente nunca me llamó la atención la cerveza artesanal mexicana comenzando por el hecho de que México no es un país cervecero.

Seguramente dirás “¡Aaahh chinga! ¡Si en México somos bien pedotes!”

Estoy de acuerdo con eso, consumimos mucho alcohol.

Sin embargo, con mi aseveración anterior me refiero a que México es primordialmente consumidor y fabricante de cerveza básica, no de especialidad o de buen gusto.

Con cerveza básica me refiero a aquellas de consumo común

Yo disfruto de una buena güama banquetera con mis amigos y no la menosprecio,

Solo estoy exponiendo un punto.

Y hay que ser honestos y reconocer, aunque duela, que la neta son productos básicos,

También reconocer que aunque se pueden disfrutar (de una manera diferente y muy particular),

La gran mayoría de las cervezas mexicanas de fabricación a granel, no saben a ni madres.

Son muy buenas frías para quitarnos el calor y conbeber pero me darás la razón en que no son cervezas que puedas sentarte un día a saborearlas y gozarlas por su variedad de aromas y combinación de ingredientes exóticos.

No son cervezas de especialidad.

La neta no son para eso.

¿Me explico?

Es más, si estas cervezas están a 1°C o 2°C sobre cero ya saben a pura mierda.

Frías no saben a nada y “calientes” saben de la chingada.

¿O no?

Como si no supiera… ¡jajaja!

Las buenas cervezas.

Una buena cerveza, de entrada, es aquella que se toma a 5°C o un poco más y mantiene tanto su buen sabor como su aroma.

O sea, no necesita estar bien muerta.

En Alemania por ejemplo, la cerveza no se toma helada, te sirven medio litro en un vaso de vidrio muy delgado a una temperatura como de 0°C o 1°C… y así te la vas tomando.

Por la cantidad de líquido y el tipo de vaso, la cerveza se va calentando al grado que en cosa de 2 minutos esta puede alcanzar los 5°C u 8°C de temperatura sobre cero y sigue sabiendo bien.

 

Hablando de cerveza artesanal

Con los argumentos anteriores, me hice de una idea (quizás desatinada) en la que la cerveza mexicana siempre se fabrica a un nivel bajo-medio dónde lo importante es la cantidad y no la calidad.

Permíteme explicar.

Al igual que con los aceites de barba, hay productos que se fabrican en pequeñas cantidades con escrupulosidad y cuidando la calidad en todo momento.

Obviamente estos productos cuestan mucha lana.

Por otro lado, también hay productos que se venden por volumen y obviamente hacen puras chingaderas o, por lo menos, calidades mucho más bajas.

La cerveza artesanal forzosamente por definición, debe caer dentro del rubro de lo especial, de lo que se hace en pequeñas cantidades y de lo que en teoría debería ser de mucha calidad.

Sin embargo, hablando de higiene, hablando de seriedad en el trabajo y sobretodo de experiencia de fabricación de cerveza en México… mi percepción es que estamos muy abajo.

Nuevamente hablando con honestidad y para reflexionar…

¿Sabes cuantas cochinadas hacen en los restaurantes? Muchísimas…

¿Cuántas veces no has visto un platillo en una imágen y en la realidad es una completa decepción? Todas…

¿Cuántas veces el cocinero se limpia el sudor o se saca los mocos y así está manipulando la comida? ¡Pffff!

Créeme que puedo contarte muchas historias de terror.

Tengo muchos conocidos Chef que me han dicho lo indecible.

Vivencias del día a día en sus trabajos.

Y es que desafortunadamente en México, somos unos valemadristas, muy poco nos importa la calidad de lo que hacemos mientras tenga una calidad o presentación que medio pasa o mientras no nos afecte en lo personal…

¿O no?

Entonces… ¿se va a hacer o no se va a hacer?

Con los antecedentes anteriores, repito…

¿Qué puedes imaginarte o esperar de un producto que lleva un nombre vulgar o de poco beneplácito social por marca?

Tal vez estas marcas sean muy buenas e inclusive, sean un verdadero ejemplo a seguir pero…

¿Cómo saberlo con toda la corrupción, impunidad y la cultura general con la que nos hemos visto obligados a convivir día a día?

¿Sabes cuantos moches se dan entre las empresas y las instituciones reguladoras y gubernamentales para que pasen las auditorías y las normativas?

Entonces con todo lo anterior ¿qué hacer?

¿Cómo seleccionar un producto mexicano sobre uno de importación?

¿Por solidaridad o por apoyar a mi país?

En mi caso no aplica porque podrán ser muy mexicanos pero las cosas malhechas no se toman a bien ni aquí ni en China.

¿Será por precio?

Nuevamente en mi caso, sé que lo bueno cuesta y lo barato lo relaciono ipso factamente con lo malo.

Entonces, déjame dar un ejemplo…

Selecciona una cerveza a continuación

Una cerveza inglesa cream stout con cientos de años de tradición y experiencia que cuesta $80 pesos…

O una mexicana del mismo estilo que cuesta $35 con mínima experiencia cervecera y sabrá Dios con qué calidad e higiene

Mmmm…

¿Vez a dónde quiero llegar?

No es que esté haciendo menos a las marcas mexicanas que, de verdad quiero creer, ponen su empeño y máxima calidad en fabricar cerveza,

pero debes también comprender que estoy poniendo sobre la mesa una arenga fundamentada y tangible.

Es más, no nos vayamos tan lejos.

¿Recuerdas el caso de cierta procesadora de alimentos en el 2016?

Casos como ese sin denunciar hay miles en todo el país.

Y si se dio a conocer fue por morbo en las redes sociales, no por un acto de probidad.

En resumen

Compré cervezas mexicanas, esperando de corazón que sean algo digno de presumirse,

 

por otro lado,

espero de verdad que, si algún fabricante de lo que sea lee esta publicación, le sirva para reflexionar que, las actitudes mediocres logran resultados mediocres y por ende, expectativas mediocres del público en general.

Te confieso que me encantaría poder hablar con mis amigos, clientes y conocidos extranjeros para presumir que en México se producen cervezas y productos en general del más alto nivel, defendiendo la causa con fundamentos sólidos y comprobables.

Me encantaría alardear que en México, tenemos talento e inventiva para revolucionar y que tenemos los escrúpulos necesarios para hacer las cosas cómo Dios manda.

Que de hecho, estoy seguro que lo tenemos pero poco lo demostramos.

Me gustaría ver en el mundo que el logotipo de Hecho en México, se reconoce como un símbolo de calidad.

No sé tu mi hermano, pero en mi caso, es algo que me ha regido desde que tengo uso de razón.

No me gusta ser el agachado ni el conquistado.

Me revienta la bolsa escrotal que la gente de paises “de primer mundo” me vean o me hagan menos por ser mexicano o latino.

He recibido en muchas ocasiones ataque directos de racismo por parte de los gringos y los europeos.

Además de ofensivo, es molesto pero hasta cierto punto nos lo hemos ganado.

Demostremos lo contrario.

Tampoco me gusta que por haber nacido en un país tercermundista, me estereotipen.

Cómo si yo hubiera escogido dónde nacer.

No mamen.

¿Sabes cómo nos encuadran en Europa a los mexicanos?

Como hombres en huaraches, ahogados en Tequila,durmiendo con un sombrero gigante encima y recargados sobre un cactus.

Y no estoy mintiendo, me lo dijeron varias personas en diferentes paises.

mexicano durmiendo siesta

Esa es la idea que tiene el mundo sobre nosotros y eso en verdad me molesta.

Entonces yo te invito que así vayas a vender pepitas tostadas en un puesto en la calle, házlo con dedicación y ganas por salir adelante.

Con ganas por entregar un trabajo bien hecho.

Porque de mediocres y conformistas está lleno el mundo y Dios sabe que en México no necesitamos más gente así.

Piénsalo hermano y nos leemos en otra ocasión dónde espero ya estar hablando de las cervezas mexicanas.

¡Salud!