¿Porqué sufrimos con el afeitado y cómo solucionarlo?

Estimados hermanos míos, estoy de vuelta con otra publicación PERO en esta ocasión voy a tocar un tema diferente aunque igualmente relacionado al cuidado de la barba.

Oh sí… el afeitado.

Ese al que muchos todos le huimos.

Ese proceso que muchos odiamos porque nos queda la cara irritada, con ardor o con cortadas.

Si usas productos de super mercado, es posible que el afeitado sea el peor momento de tu día a día.

¿Me equivoco?

Y si tienes piel sensible, mejor ni hablamos.

Esta publicación está pensada para todo tipo de pieles, pero los caballeros con piel sensible la encontrarán mucho más enriquecedora.

Debido a lo extenso de este post, voy a tener que hacerlo en dos partes.

Continuemos.

Este post está escrito sin importar si eres un hombre de barba o te gusta tener la cara de bebé, ya que en todas las situaciones requieres de una navaja para cortar el vello facial aunque sea un poco… y en cualquier situación en la que requieras una navaja para remover vello corporal estás expuesto a la irritación post-afeitado.

Sin embargo, los que más la llegan a sufrir, son los hermanos que deben afeitarse porque su trabajo se los exige.

Industrias y empresas como las farmacéuticas, médicas y alimenticias (principalmente), exigen a sus empleados que lleven la cara limpia.

Si es tu caso entonces el afeitado es parte de tu día a día aunque no te guste, pero te tengo buenas noticias hermano mío, puedes convertir el afeitado en un momento agradable en lugar de una pesadilla.

He estado leyendo información clínica y científica respecto a este tema y junto con MAN Harbor hemos encontrado una alternativa.

Lo que estoy a punto de revelarte, está sustentado por estudios y al final de la segunda parte pondré todas las fuentes de información por si quieres y tienes oportunidad de consultarlas.

El mecanismo del afeitado

Para entender la solución es necesario primero entender lo que pasa en el afeitado.

Repito, esta no es información de aficionados, es información sustentada en estudios, pero trataré de que sea lo más “digerible” posible. ¿vale?

Comencemos.

La piel

Si observamos la piel del rostro en un microscopio, nos daremos cuenta que no es lisa como parece a simple vista, más bien tiene una superficie ondulada.

Esta superficie ondulada no es pareja, o sea, hay ondulaciones más profundas que otras… es algo como si nuestra piel a nivel microscópico tuviera la apariencia del desierto, con ondulaciones irregulares.

Con esto entendemos que el vello también sale dónde se le da su regalada gana, puede salir en una ondulación elevada, en un pozo o en una parte plana de la piel… también puede salir inclinado…

Es decir, los vellos de la barba nunca están al mismo nivel ni crecen de la misma manera.

superficie-piel

Sí… son mis dibujos feos, espero que sirvan para que me entiendan mejor jaja.

Por lo tanto un afeitado “al ras” es algo muy complicado de conseguir en una sola pasada sin provocar irritación.

Son las mismas palabras de los comerciales de Gillette… ¡diablos!

Jajaja.

Por otra parte ¿sabías que nosotros los machos tenemos algunos detalles en la piel del rostro?

¿A qué me refiero con esto?

Gracias a los niveles de testosterona, presentamos mayor actividad sebácea en la cara… particularmente en las zonas donde crece la hermosa barba, también sudamos más que las mujeres… este sudor no se evapora tan fácilmente y cómo también tenemos mayor temperatura corporal pues esto provoca que perdamos más agua…

Y entre más rucos nos hacemos, nuestro PH en la piel también disminuye. (Draelos 2011)

Somos una caja de sorpresas eh…

Giraban y giraban…

El título es bastante descriptivo creo yo, ¿tu qué piensas?

Te cuento.

Resulta que el vello facial, tiende a girar sobre si mismo, o bien, sobre su propio folículo.

foliculo-giratorio

Esto es algo que honestamente no me hubiera imaginado… ¡nunca!

El hecho de que los vellos giren sobre sí mismos, dificulta la tarea de cortarlo con la navaja.

Esta es otra razón por la cuál a veces hay que dar más pasadas con la navaja sobre la piel, empeorando la irritación… y quitándonos más tiempo en las mañanas del que disponemos realmente.

En ocasiones esto hace que nos enojemos, porque ese méndigo pelo no se corta y ahí estamos restregándonos el rastrillo una y otra vez, hasta que la cara nos queda roja como jitomate.

El vello facial

Nota curiosa.

¿Sabías que el vello facial tiene un diámetro entre 0,1 y 0,27 milímetros y además no es cilíndrico, sino ovalado? junto con este detalle y todo lo anterior, te comento que el vello facial suele crecer torcido, lo que en algunas ocasiones produce pseudofoliculitis, en esta publicación te hablo un poco más de ello.

Bueno, es debido a la pseudofoliculitis (también llamada falsa foliculitis) y a los afanes de aseo y apariencia, que muchos machos tienden a afeitarse mucho más seguido… diario de hecho.

¿Piel sensible? para nada… yo soy bien macho y me aguanto.

Calma tu testosterona macho, la piel sensible no tiene nada que ver con princesos delicados.

La piel sensible es una afección en la piel que puede darle a cualquiera sin importar si es tan rudo que come clavos y escupe balas.

Antes de continuar déjame contarte una experiencia personal.

Dado que desarrollamos productos dermatológicos para el cuidado personal, tenemos algunos clientes a los que les desarrollamos productos especiales, algunos de estos productos especiales pasan a venderse directamente aquí en aikades.com si le vemos la oportunidad, en fin.

Entre nuestros clientes, se encuentra una banda de Choppers, ¿los conoces cierto?

Estos hombres rudos que van en grupo con sus Harley Davidson, barbas largas estilo ZZ Top, tatuajes y chaquetas de cuero.

Ejem… ay que delicia.

Bueno les decía.

Estos tipos son tan rudos que les sale barba en la barba y tienen callos en los dientes, pero no son tan rudos para que su piel resista la radiación UV o que resista el escozor que provoca andar bajo el sol todo el día con una chaqueta negra.

A ellos les fabricamos un tónico para aliviar la irritación de la piel y después de resistirse a probarlo porque consideraban que su hombría estaba en juego, ahora nos la compran por litros porque entendieron que la hombría y el sentirse físicamente bien no tienen porque ser cosas opuestas o mutuamente excluyentes.

Es una historia verídica… ahora estos señores pueden ser rudos sin andar sufriendo por molestias superficiales y sin lucir afeminados.

En fin, este tema lo retomaremos en la segunda parte.

Bueno.

La piel sensible también es conocida como piel irritable, intolerante o hiper-reactiva cuyos síntomas pueden ser irritación, escozor, picazón, hormigueo, ardor y dolor.

La piel sensible se puede dar debido a múltiples causas pero algunas investigaciones recientes dicen que podría venir de aspectos dermatológicos y neuronales. (Ständer et al., 2009).

La sensibilidad en la piel apunta a que puede ser mayor en nosotros los chavos que en los rucailos jajajaja, todo esto de acuerdo a un estudio hecho en Francia (Guinot et al., 2006)…

Claro que aún faltan más estudios para que esto sea concluyente pero en todo lo que se ha encontrado, existe un factor común y es precisamente el afeitado en barba y bigote.

Entenderás con esto que la piel sensible es un desafío para la industria cosmética y de aseo personal masculino.

Especialmente porque todos nos sentimos bien rudos y no queremos usar nada ¿verdad?

Hay algunos que se afeitan con puro jabón y dicen que todo les va bien… yo lo dudo pero bueno.

Todas las empresas están buscando crear productos y procedimientos que aseguren un afeitado menos agresivo. (Muizzuddin et al., 1998, Escalas-Taberner et al,. 2011)

La irritación

¿Sabías que un macho dedica hasta 3000 horas de su vida afeitándose?

Esto me parece una condena si ese proceso nos genera irritación y cortes en la piel de la barba y bigote…

Bueno, ahora que entendemos cómo sale el vello en la piel y cómo es su estructura en la superficie, entender las causas de la irritación serán más sencillas.

¿O no?

La irritación principalmente se produce porque el mecanismo del afeitado es “la agresión más severa a la que se somete diariamente la piel del hombre”.

Entenderás que quitarse el vello del cuerpo nunca ha sido un proceso natural pues estás deslizando un pedazo de fierro afilado sobre tu cara.

Si lo vemos a nivel microscópico, la navaja corta esas ondulaciones de piel que están mas elevadas.

Es posible que no te salga sangre pero es un hecho que ya te arrancaste un pedazo de piel y pronto comenzará a arderte… oh sí.

Eso es la irritación.

Foto inédita de un pedazo de piel antes de ser brutalmente asesinada.

Irritación post-afeitado. Descripción gráfica.

Al final de todo esto, quiero llegar al punto de hacerte comprender que los productos de afeitado (y en general de cuidado personal) no son productos banales para personas delicaditas, en estos tiempos gracias a la contaminación y a la radiación solar se han convertido en productos necesarios para el cuidado personal de cualquier ser humano.

Todas las empresas como Gillette, Old Spice, etc; conocen la información que acabo de contarte, y es en base a esto que han ido evolucionando sus maquinillas y productos de afeitado.

Tratan de disminuir la irritación y el malestar mientras tratan de lograr que ocupes menos pasadas para que tu cara quede completamente afeitada.

Ahora una cosa es que lo sepan y otra que hagan productos de verdadera calidad…

Claro que si quieres evitarte todas estas molestias, pues deja crecer tu barba.

¡Viva la barba y el salvajismo cavernícola!

Ejem…

Sin embargo y a pesar de todo lo anterior, evitar la irritación es algo que no se ha conseguido eliminar al 100%, especialmente en los productos baratos de súper mercado.

Sí… los productos de súper mercado son malos, deja de hacerle caso a los comerciales de la televisión… entre usar eso y un detergente para ropa no hay mucha diferencia ¡eh!

El afeitado “hacia arriba”

Muchos de nosotros lo hemos hecho.

Para lograr un afeitado más al ras, hemos pasado el rastrillo de abajo hacia arriba para cortar esos bordes sobrantes del vello que no podemos cortar si lo hacemos de arriba hacia abajo ¿cierto?

Sin embargo, este proceso provoca un nuevo problema.

La terrible pseudofoliculitis de la que hablé anteriormente.

Esto no es más que los famosos “vellos enterrados”.

Con este método cortamos a mayor profundidad el vello y también aumenta la irritación, pero también provocamos que esos vellos que se talaron demasiado profundo comiencen a crecer bajo nuestra piel.

¿Has visto en tu cara esas erupciones rojas que duelen y parecen barros?

pseudofoliculitis

Bueno, no son barros pero sí están infectados, son vellos creciendo bajo la piel, hay que limpiar y exfoliar… además de que duelen como LPM.

Jeje.

Un estudioso del tema te dirá nunca afeites hacia arriba, pero si debes hacerlo entonces toma tus precauciones.

Entre ellas y como dije, el uso de exfoliadores faciales es un tema obligado si quieres reducir los vellos encarnados.

Ojo que no es lo mismo un exfoliante facial a un exfoliante de cuerpo, para tu cara necesitas un exfoliante enzimático.

Bueno pues esto es todo por esta primera parte, aún estoy por decidir si serán 2 o 3 partes… espero poder terminarla en 2.

Finalmente invitarlos como siempre a la tienda, ya que nuestros amigos de Man Harbor también han investigado bastante de este tema y ponen a su disposición productos clínicamente formulados que funcionan bien al momento de afeitarnos disminuyendo la irritación en pieles normales y sensibles, puedes explorar sus productos aquí.

Nos leemos en la segunda parte, y tú ¿también le sufres en el afeitado?

¡Házmelo saber en los comentarios!