Folliculitis y Pseudofolliculitis

Estimadísimos hermanos míos, sean ustedes bienvenidos a este su blog de las barbas y del cuidado personal de nosotros los hombres.

En esta ocasión voy a tratar un tema al que le ponemos muy poca atención, pero de hecho es algo que debería interesarnos bastante y especialmente aquellos hermanos que se afeitan de manera constante.

¡Ejem!…

La depilación, el afeitado o el roce continuado con la superficie de la piel pueden provocar que se irrite y que de esta manera desencadenemos procesos por los que se infectan los folículos pilosos de la barba u otras zonas de nuestro puerco.

La foliculitis y la pseudofoliculitis son dos de ellos y en esta publicación te cuento lo que debes saber para que le pares de sufrir o por lo menos sepas qué hacer si te suceden.

Antes de comenzar tengo que aclarar que estas dos afecciones se parecen mucho pero no son iguales y mucho menos tienen orígenes iguales, es importante saber diferenciarlos ya que también pudieras confundirlas con acné.

Comencemos…

“La existencia de pequeñas heridas, rasguños u otras alteraciones permiten a las bacterias actuar sobre la piel. Entre los gérmenes que comúnmente provocan las infecciones se encuentran los estafilococos y estreptococos”, explica Ramón Grimalt, coordinador del grupo español de tricología de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

La foliculitis

Es cuando se infecta el folículo piloso o bien ostium folicular.

Si no te queda claro, el folículo piloso es “el hueco o poro” donde descansa el vello… puede ser barba, cabello o cualquier otra zona del cuerpo y puede producirse sin que haya un motivo traumático… como el afeitado.

Sí, el afeitado es un motivo traumático hermano; hablaré de eso en una publicación posterior.

 

Grimalt señala que con frecuencia las infecciones cutáneas en adultos empiezan en los folículos.

 

…sobre todo en zonas más sucias y húmedas como la perianal y los genitales.

¡Ewww!

Esta infección tiene una apariencia rojiza, es normalmente cuando nos damos cuenta que la tenemos… pero si no la tratamos inmediatamente puede infectarse aún más creando asquerosos granos con pus

¡Sí, pus!

La foliculitis también puede venir de una obstrucción del folículo, esta obstrucción puede generarse por varias razones, entre ellas exceso de sebo, sudoración excesiva, el uso de cremas muy grasosas o hasta por el uso de ropa que no permita una buena transpiración.

Por ende comprenderás que si eres de piel grasosa o de piel atópica, estás mucho más expuesto a esta afección.

¿Cómo tratarla?

Cuando no está tan severa, debe tratarse con antibióticos tópicos, es decir, antibióticos que se aplican sobre la piel, esto debe recomendártelo tu dermatólogo acorde al tipo de infección.

¿Cómo prevenirla?

Grimalt dice que normalmente las foliculitis aparecen después de que algo haya ido mal.

Por ejemplo una mala depilación, un afeitado incorrecto o  hasta haber tenido relaciones sexuales “tumultuosas”… sí, tú sabes de qué te estoy hablando.

Cualquier roce prolongado en la zona puede provocar que aquella piel sensible tienda a infectarse, por ello, Grimalt aconseja cuidar las zonas donde la fricción es mayor.

Y sí… justamente en esas zonas que te estás imaginando.

Por lo tanto si quieres evitar las foliculitis, simplemente sé higiénico hermano, créeme… no se te va a caer nada ni te vas a volver menos hombre por ser aseado.

Te recomiendo lavar tu cara con un champú facial clínicamente formulado y que no reseque el rostro, este procedimiento debe hacerse dos veces al día.

También te recomiendo que uses buenos productos para afeitarte, definitivamente no los vas a encontrar en el súper mercado.

Nosotros hemos formulado productos que han funcionado maravillosamente bien en todo tipo de pieles pero especialmente, en pieles sensibles.

La pseudofoliculitis

Muchos confunden la pseudofoliculitis con la foliculitis y es que físicamente (al menos al comienzo) se parecen bastante y en muchas ocasiones, las confundimos con acné.

La foliculitis y la pseudofoliculitis son erupciones rojas en las zonas donde crece vello o pelo, que además están INFECTADAS.

Entre más encrespado o chino es el vello más probabilidades tenemos de que esto suceda, ya que la pseudofoliculitis (o también llamada falsa foliculitis) es cuando el vello comienza a salir, se queratiniza (se hace más duro) y se da la vuelta clavándose en la piel.

En resumen, la pseudofoliculitis se produce cuando después del afeitado o el depilado, el vello queda enclavado o se tuerce para meterse en la piel y después se infecta, esto también se provoca mucho cuando te afeitas “hacia arriba”; si esto lo haces entonces te recomiendo usar un exfoliante facial al menos 2 veces por semana para evitar esta molesta afección.

También es mucho más probable sufrir esto cuando el clima es frío y/o seco ya que la piel tiende a resecarse y “partirse”, facilitando que la pseudofoliculitis suceda, en estos casos procura siempre mantener tu cara hidratada.

Yo sé que a nosotros los hombres nos molesta o incluso nos da flojera usar cremas… quita demasiado tiempo ¿no? preferimos usar nada, somos machos ¿apoco no?

Sin embargo en estos tiempos, los productos de cuidado personal, han dejado de ser lujos y ahora son productos necesarios como el papel de baño o el jabón. En otra publicación hablaré de datos y estadísticas para que me creas…

¿Te has dado cuenta que cada vez hay más productos hechos “para el hombre”?

No es ninguna casualidad.

Pensando en todo esto, en la tienda hemos traído un hidratante facial en spray, simplemente salpícalo en tu rostro y listo, no necesitas embarrar ni hacer nada adicional… te toma menos de 3 segundos hidratarte el rostro hombre.

Por otro lado, si tu cara es grasosa, entonces te recomiendo el astringente facial, el proceso es el mismo, también hidrata la piel, solo con la diferencia de que este producto controlará el acné y los puntos negros.

En la preparatoria hubiera matado por un producto así, me habría ayudado con mi autoestima jajaja; los puntos negros siempre fueron mi pesadilla.

Ejem…

En el caso de de la pseudofoliculitis, cuando el vello se clava en la piel, el organismo reacciona como si se tratara de un cuerpo extraño y se infecta, dejando unas cicatrices muy poco estéticas.

Esta afección sucede con mucho más frecuencia en zona de ingles, muslos y piernas; sobre todo en mujeres.

¡Nos salvamos!

Diferencia entre el acné y la foliculitis.

Creo que ya quedó bien entendido lo que es la pseudofoliculitis, cómo se produce y por ende, que no tiene nada que ver con el acné. ¿verdad?

Bien, con esto en mente, solo falta explicar la diferencia entre la foliculitis y el acné, ya que ambos infectados se parecen bastante.

Cuando la afección es acné, existe un proceso inflamatorio pero no infeccioso, cuando la afección es foliculitis, siempre existe un proceso infeccioso.

Cuando se trata de acné siempre se observan en primer lugar los llamados comedones, esos puntos negros por acúmulo de queratina en el ostium folicular.

En el caso de la foliculitis se observan pústulas, la aparición es brusca y la localización es en las zonas de roce, como muslos, nalgas, en la barba, y en el caso de la pseudofoliculitis en muslos, piernas, ingles, axilas o la barba.” – Explica Gemma Hernández.

Si eres un hermano de piel grasosa, como mencionaba, te recomiendo el astringente facial.

Si ya tienes unos barros gigantes a punto de explotar, entonces te recomiendo el gel anti-acné, este producto se coloca de manera puntual sobre la imperfección y lo que hará es secarlo y desinflamarlo hasta que desaparezca, créeme ya lo probé y funciona muy bien, además de ser natural está clínicamente formulado, no son productos que aventamos a una licuadora para ver si funcionaban o no.

Bueno hermanos, sin más de momento, me despido una vez más esperando que les haya sido de utilidad y nos leemos en otra ocasión.

Fuentes de información: