5 cosas que no sabías de los aceites para barba

¿Te has dado cuenta que estamos infestados de marcas de aceites para barba?¿Cuantas marcas existen en la actualidad?

Demasiadas creo yo, la última vez creo que conté 87 mexicanas y si nos vamos a lo internacional yo creo que no acabamos.

En fin.

Hablando de los aceites para barba

En esta ocasión voy a hablarles de un tema que aparentemente nadie se toma la molestia de informarnos al momento de adquirir aceites para barba pero que son muy importantes.

1. Botellas de plástico v.s. botellas de vidrio.

¿Te habías preguntado qué es mejor?

Te explico.

Generalmente los aceites para barba deben venir en envases de vidrio oscuro para que no se oxiden con la luz y como consecuencia, se echen a perder.

aceites para barba aikades.com

Con esto entenderás que un aceite que viene en envase transparente y que además dice que caduca en 2 años, entonces es un producto infestado de químicos y conservadores… o peor aún, que ni siquiera sea aceite como el de Suavecito o el Morgan’s Elixir, son puras siliconas con olor.

Por otro lado, también hay aceites para barba que vienen en envase transparente y que son productos sin conservadores… por esa razón te dicen que no lo expongas al sol, un ejemplo es el OSMA Tradition.

Los envases transparentes también son mucho más económicos que los envases de color, siendo los de color azul los más costosos (y efectivos).

Claro que si hablamos de un envase de vidrio color negro es aún mejor pero en México son difíciles de encontrar.

En esos casos te sugiero que revises bien lo que piensas comprar comenzando por los ingredientes y si no especifica lo que contiene, húyele compadre… en serio o puedes escribirme y estaré más que feliz de asesorarte.

Los productos que vienen en envase transparente en realidad son un problema.

Podrá parecer exagerado pero piénsalo un segundo, si se te olvida guardar el aceite y lo dejas un día expuesto al sol, es posible que no se oxide en ese momento pero te garantizo que ese aceite ya comenzó a degradarse.

Por otra parte, el PET (Polietileno Tereftalato) libera ftalatos que es una sustancia tóxica que se encarga de hacer flexible al Polietileno pero contaminan y oxidan los productos que contienen.

En el caso de los aceites, recuerda que todos (especialmente los refinados) son muy sensibles a la oxidación… y desafortunadamente la mayoría de los fabricantes utiliza aceites refinados en la elaboración de sus productos.

Nota: Un aceite refinado, es un aceite que pasó por un proceso de “purificación” en el que le retiran varias propiedades (beneficios) incluyendo el color, los aceites refinados generalmente son transparentes.

El plástico que no libera estas toxinas es el HDPE (Polietileno de Alta Densidad) por sus siglas en inglés; también es considerado un plástico de grado médico y es en lo que deberían venir envasados todos los productos cosméticos y comestibles.

Hasta el agua hoy en día nos la venden en PET ¿te has fijado?

Pero bueno, regresando, ¿cuál es el verdadero problema?

Un aceite oxidado cambiará su color, olerá bastante mal (rancio) y además de eso habrá perdido todas sus propiedades benéficas… y si era un aceite refinado pues ya no tenía mucho que perder.

Adiós a esa inversión que hiciste.

Si algún aceite se te ha enranciado, entonces tu aceite cambió de amarillo a transparente o de dorado a naranja o de naranja a rosa jajaja… puedes terminar con un arcoiris dentro de una botella.

Es muy poco probable que te vendan en envases de grado medicinal porque son más caros que el PET y además no vienen en elegantes y exuberantes diseños.

Cuando compres algo envasado en plástico, fíjate en el símbolo de reciclaje, si es un 1 entonces es un PET, si es un 2 entonces es un HDPE y si es un 5 también es bueno, el 5 es un polietileno sin ftalatos, solo que estos envases no son flexibles.

2. Aceites Caseros v.s. Aceites Premium

Te habrás dado cuenta que en internet hay cientos sino es que miles de pequeños fabricantes haciendo su luchita por vender aceites para barba y que según ellos son “premium”. ¿verdad?

Bueno, ¿a quién le compro? ¿cuál es mejor? y lo más importante… ¿verdaderamente son premium?

En el mundo de los aceites para barba hay 3 tipos de vendedores/fabricantes… los que venden recetas caseras (o sacadas de internet), los que verdaderamente venden buenos productos y los que venden cochinadas industrializadas… identificar a los primeros y a estos últimos es más fácil ¿no? el problema es identificar a los buenos… para identificarlos hay que informarse y leer, no hay de otra.

Hay productos industrializados que sí son buenos… no son todos pero sí son muy contados.

¿Cómo comenzar a diferenciarlos?

Bueno, los de recetas caseras son la gran mayoría que no están establecidos como empresas, encontraron recetas en internet y dado que no es nada complicado (o costoso) hacer una página en Facebook y ponerse a mezclar aceites decidieron aventarse a vender, eso está bien, que bueno que hagan la lucha pero en mi opinión deben esmerarse en formar algo de verdadera calidad.

¿Tú que opinas? Es tu dinero…

La realidad hermano, es que cualquiera puede hacer un aceite para barba pero no cualquiera hace un buen aceite para barba, eso lo he dicho siempre porque me consta y estoy más que convencido.

Te invito a buscar en Don Google, “cómo hacer aceite barba”.

¿Qué pasó?

Miles y miles de recetas caseras ¿verdad?

Pero… ¿funcionan? ¿le aportan la nutrición a tu barba? ¿están diseñados para tu tipo de piel? ¿para tu tipo de barba? ¿cómo sabes que no te taparán los poros? ¿qué especificaciones debe tener la materia prima? ¿y si eres alérgico a algún ingrediente?

Eso nadie te lo dice ni lo hará porque eso requiere conocimiento, estudios, dinero y mucha investigación (y tiempo libre), también me consta…

No existe una formulación universal que funcione para todas las barbas y todas las pieles, grábate eso viejo… pero tampoco podemos diseñar uno para cada tipo de piel porque no acabaríamos nunca.

Se trata de encontrar un equilibrio.

Personalmente pasé casi 2 años preparando recetas caseras de internet (nunca las vendí), pero tampoco me convencieron ya que no obtenía los efectos deseados… y te estoy hablando de que realmente me gaste varios miles de pesos comprando materias primas y aceites esenciales.

Al final no me quedó de otra más que buscar asesoría con ingenieros químicos, especialistas farmacéuticos, dermatólogos, doctores en química y hasta en artículos de divulgación científica para lograr conseguir un producto que me convenciera y que funcionara, en serio, no me lo estoy inventando jajaja y algunos de mis clientes te lo pueden corroborar.

¡Coff coff!…

Conseguir buenos aromas también es cosa de mezclar y probar y probar y probar… hasta dar con un aroma que sea agradable, lo más sencillo es agregar un solo aroma y listo… pero… ¿que aburrido no?

Lo más común es encontrarte con lavanda, bergamota, romero y cedro… que no son malos pero vamos, este mercado requiere innovación es por eso que sigo cambiando el aroma de los aceites hasta dar con algo diferente y bueno.

También debes saber cuánto aceite esencial agregar porque sino puede ser dañino.

¿Sabías que algunos aceites esenciales contienen alergenos que pueden dañar severamente a personas sensibles?

Eso tampoco te lo dicen… o ni siquiera saben de su existencia, lo que es aún peor.

Hasta la fecha sigo investigando y mejorando mis aceites porque entre más aprendo más me sorprendo, hay unos ingredientes que muero por conseguir por sus excelentes propiedades.

3. Y dale con el aceite mineral…

Iniciaré esta parte diciéndote que los mejores aceites tienen color y no deben tener aceites minerales ni conservadores sintéticos, eso no me lo inventé yo, me lo han dicho los expertos en cosmética… y también creo que es algo obvio ¿no?

Mi aceite es de un fuerte y oscuro color amarillo mostaza derivado de todos los ingredientes crudos que utilizo en su elaboración, no utilizo ningún sintético ni ningún refinado.

Bueno, continuemos.

¿Por tacaño has comprado un aceite económico? o ¿te han vendido la idea de una marca con un aceite súper elegante? ¿sigues pensando que por ser caro es un buen producto? ¿te dijeron que era 100% natural?

Cuéntame viejo, ¿de qué color es tu aceite? ¿transparente?

Si sí, me temo que te vendieron un aceite procesado, diluido en aceite mineral o ambos.

El único aceite que naturalmente es transparente es el de coco y acorde a algunas pláticas con ingenieros QFB y un poco de investigación, cerca del 90% de este aceite está compuesto por puros ácidos grasos saturados que no aportan nada a la piel o al vello.

Este aceite y el de palma son auténticos tapa arterias, lo peor es que por estos aceites están destruyendo los hogares de la fauna silvestre.

Lo que hace la ignorancia…

 

 

La situación es aún peor cuando el aceite de coco es líquido todo el tiempo a cualquier temperatura.

¿Porqué?

Quiere decir que ni siquiera es aceite 100% natural porque el aceite de coco crudo casi no huele a coco y se solidifica a los 20 grados Celsius (centígrados).

El único transparente es el de coco, si tu aceite dice que es de almendras y sale transparente entonces seguramente es un aceite de almendras refinado y posiblemente hasta venga diluido en aceite mineral.

Estos son conocidos como aceites caseros o de farmacia.

El aceite mineral es muy barato, también los aceites para bebé son casi puro aceite mineral, revísalos ahora que estés en el súper, no te estoy mintiendo.

Estos productos son tan naturales como el trasero de Jennifer López.


El aceite mineral es un emoliente derivado del petróleo, lo único que aporta es propiedades oclusivas en la piel pero con 0% de valor nutricional y aunque no haya nada comprobado al 100% sobre sus efectos negativos en la salud, creo que es cosa de usar un poquito la lógica ¿no?

¿Quieres eso en la melena?

Es decir, si consumes aceites para barba así, entonces estás llenando de mentiras a tu barba compadre.

Bueno, quitando al aceite de coco, todos los demás tienen color.

Almendras, Macadamia, Aguacate, Jojoba, Argán, Sésamo, Girasol, etc.

Entonces, ojo con lo que compras.

También hay aceites para barba con colorante, aquí ya tendrías que tener un poco más de experiencia y criterio para diferenciar un aceite pintado de uno natural (y de uno oxidado), pero puedes comenzar descartando aquellos de colores ridículos como negros, azules o morados.

Y sí, sí hay aceites de barba con esos colores.

Son más falsos que los dólares de mi cartera.

4. Goteros v.s. Bombas v.s. Insertos

¿Has visto que te venden aceites para barba con dosificadores de gotero y de bombita? ¿qué es mejor?

En este tema, ambos son buenos, cada sistema de dosificación tiene sus pros y sus contras.

Los goteros por un lado permiten dosificar exactamente gota a gota (por eso son goteros) y de esta manera permiten un mejor aprovechamiento del producto.

Altamente recomendables para barbas cortas (de 0 hasta 15 cm de largo).

Sin embargo si vives en un ambiente terregoso o no eres muy cuidadoso, puedes llenar de contaminantes al producto por el hecho de estar metiendo y sacando el gotero… por eso en mi caso no soy un gran fanático del gotero.

Yo te recomiendo que inmediatamente después de haberte servido tu dosis de aceite, tapes el producto, nunca lo dejes descubierto ni pongas el gotero sobre otra superficie que no sea el interior del frasco de aceite.

Por otra parte las bombas de vacío, evitan ese problema porque no hay que estar abriendo el frasco, sin embargo no son muy precisas al momento de dosificar el contenido, especialmente porque cada bomba es diferente.

Algunas bombas que he probado dosifican aproximadamente 3 gotas por cada “bombeo”, pero hay otras que avientan hasta 5 gotas lo cuál ya es demasiado para una barba corta.

Por lo tanto los recomiendo para dosificar producto en barbas de 15 cm de largo en adelante.

En nuestro caso comenzamos con goteros pero algunos de mis clientes me comentaron que por error dejaron el frasco abierto (sin enroscar) y terminaron tirando el contenido.

Guardemos un minuto de silencio.

Es por eso que cambié la presentación de gotero a bomba, la bomba que estoy incorporando es de precisión (y además importada… bastante cara) permite dosificar desde 1.5 gotas con medio bombazo.

Hay otros aceites para barba que vienen con un inserto que permite dosificar el aceite, es el dosificador más económico que existe y es el caso por ejemplo de Beardbrand y Beardoholic, hay veces en que puedes dosificar gota a gota y otras en que sale mucho aceite de golpe, hay que tener cuidado con estos dosificadores porque puedes desperdiciar producto (que es muy costoso).

Cuando compré mi primer Beardbrand, no supe servirlo bien y desperdicié una buena cantidad, casi lloro, es un aceite de 30 ml que vale casi $500 pesos.

En lo particular, estos últimos tipos de dosificadores no me gustan.

Te recomiendo evitar las presentaciones de aceites que no tienen ningún tipo de dosificador, te garantizo que lo vas a desperdiciar… y te va a doler.

5. ¿A poco sí? ¿Tantos aceites? Debe ser muy bueno…

Hay algunos aceites para barba que dicen traer miles de aceites mezclados, este es un tema complicado porque efectivamente no se puede saber si sí los contienen o no…

A menos que tengas un buen expertise en aceites, es difícil saberlo.

Los aceites de barba que salen transparentes son a los que menos les creo.

Mezclar demasiados aceites es bueno si sabes lo que haces, pero en la mayoría de las ocasiones, creo que no hicieron bien su tarea o no se tomaron la molestia de investigar bien.

En el mejor de los casos se pusieron a mezclar todos los aceites que encontraron y que vieron que tenían una propiedad “benéfica”.

Lo que sí es malo es cuando dicen que traen miles de ingredientes pero en realidad no los traen, esto es muy difícil de detectar, desafortunadamente, tienes que tener muy buena experiencia con aceites para poder saber si si los traen o no.

He detectado variosa aceites para barba caseros y de “marca” que están llenos de mentiras.

Otro tip es que no todo lo que contiene aceite de argán es bueno, en mi opinión, la Jojoba es mucho mejor… además tiene denominación mexicana de origen.

¡Ay papá!

Por otro lado, te comento que el aceite de almendras no es malo, todo lo contrario, pero debe ser crudo; como te decía anteriormente, este aceite es muy usado porque es bueno pero además es muy barato comparado contra todos los demás.

Otra cosa que tienes que revisar de los aceites para barba es la experiencia sensorial.

¿A qué diablos me refiero con esto?

Algunos aceites dejan una sensación grasosa en la piel y en el vello; te das cuenta al momento de acariciar tu barba porque se siente sebosa y no aterciopelada.

Esto quiere decir que tu vello no está absorbiendo bien el aceite y puede ser por dos razones:

  1. El aceite no es nutritivo.
  2. Tu vello facial está saturado de siliconas y parafinas (derivado de usar productos industrializados o sintéticos).

¿Si está quedando claro, viejo?

Otra experiencia sensorial es que no te deje sebosas las manos y que al momento de embarrarlo en la melena se quede la mayor parte en el vello.

El vello facial reconoce inmediatamente los ingredientes nutritivos y como esponja debería absorberlos, dejando casi nada en tus manos.

Para limpiar el vello necesitarás también de un champú natural, porque si usas algo sintético regresamos a lo mismo.

Finalmente revisa el aroma, no debe ser pesado.

Si trae ingredientes de aromas volátiles como los cítricos o los herbales y te das cuenta que te duran todo el día, entonces ese producto contiene fijador de aroma… muchos fijadores son sintéticos y si tu aceite era muy bueno, con esto lo echamos a perder.

Un aroma volátil no dura más de unos cuantos segundos.

Por último te recomiendo evitar los “aceites para barba” que contengan aceite de coco, especialmente si eres de piel grasosa o si vives en ciudad ya que el aceite de coco debes mantenerlo a más de 24 grados para que se mantenga en estado líquido.

Y tú ¿qué aceites para barba usas? házmelo saber en los comentarios y recuerda…

¡Déjala crecer!