Beard Wash – Bluebeards Original

Bienvenidos nuevamente al blog, en esta ocasión hablaré del que hasta ahora es mi champú preferido para barba, ya he hablado de este marca en otras ocasiones pero creo que después de tanta presumidera, es tiempo de hablar tanto de los pros como los contras de Bluebeards Original y en particular del beard wash.

Bluebeards Original Beard Wash

bluebeards original beard wash

La presentación es bastante buena, todo el concepto lo manejan como si estuvieran hablando de productos para piratas, inclusive la etiqueta viene cortada como si fuera un mapa o algún documento antiguo, me agrada, de cierta forma te transporta a tu infancia donde entre más vistoso es un juguete más lo quieres.

Me gusta también el color azul de la botella, le da una apariencia marina, fresca… en fin, bastante vistosa… ahora que lo pienso se parece bastante a la botella de nuestro producto aunque con la tapa negra… en fin, estos colores hacen que al menos en mí, muera de ansias por usarlo nuevamente y percibir ese olor fresco a lima-limón que tanto me ha gustado y que tanto distingue a la marca.

La buena y la mala…

Como no todo lo que brilla es oro, tengo que darles la mala noticia… sí, Bluebeards Original tiene algunos ingredientes derivados del petróleo… aunque no todo es malo por supuesto, de lo contrario no lo consideraría en este blog, la muy buena noticia es que están en contra de las pruebas en animales y su producto está probado 100% en barbas reales.

Ingredientes

A continuación enlisto los ingredientes del producto y después explico qué es cada cosa, excepto los ingredientes que son obvios.

Agua purificada infusionada con té verde, Decil glucosido, Cocamidopropil betaína, Aloe Vera, Lecitina de soja, Miel, Tocoferol, Goma Xantana, Leche de Soja, Jugo de limón, Aceite esencial de lima y jengibre, Glicol Propileno, Urea, Iodopropinil butilcarbamato.

El primero no requiere mucha explicación ¿o sí?, el decil glucosido es un surfactante derivado de las plantas que se usa en productos para gente con piel sensible, es biodegradable y realmente este compuesto no hace daño ni afecta al medio ambiente.

El cocamidopropil es otro surfactante orgánico derivado del aceite de coco, tampoco es dañino aunque en algunas personas ha causado irritaciones, en mi caso no.

La lecitina de soja también conocida como fosfatidilcolina, tiene la propiedad de limpiar y remover la grasa de la piel y ayuda a la absorción de vitaminas, también se vende como suplemento alimenticio.

El tocoferol es simplemente vitamina E, la goma xantana es un compuesto formado por unas bacterias, que se usa en la industria cosmética para evitar que los ingredientes se separen.

El Glicol Propileno es un plástico de uso cosmético que funciona como humectante para que no se reseque tu barba o tu piel con el uso del producto.

La Urea es un conservador anti-microbial ampliamente usado en productos cosméticos y champús.

Finalmente el Iodopropinil es otro conservador, pero este es un anti-fúngico usado en pinturas y en cosméticos, este conservador protege al producto para que no se le formen hongos.

Principales características

El olor es fantástico, es muy fresco a limón, es simplemente un olor que quisieras tener todo el día; a mi en lo particular el olor del BBO Beard Wash me recuerda al sabor de las GuduPop de Sonrics o a ese sabor de los Taffy’s, ácido dulce.

El champú tiene una textura similar al gel, es importante que sepas que BBO (Bluebeards Original), no usa ni jabón ni champú tal cual en sus productos, ellos hicieron un producto totalmente diferente, es por eso que la textura del producto no parece champú ni jabón, es un gel transparente medio curioso.

BBO dice que el jabón deja residuos pegajosos y que el champú deja muy seca la piel debajo del vello facial, en lo particular nunca he tenido ese problema pero puede que otra gente sí; lo que si te puedo decir de BBO Beard Wash es que limpia a profundidad, cuando lo usas te da la sensación de que el producto penetra hasta la piel.

El resultado es una barba súper suave y con un ligero olor a limón, desafortunadamente no dura mucho este olor pero puedes extenderlo un poco con el BBO Beard Saver, del que ya he hablado en esta publicación, pero en los próximos días haré una reseña completita solo de ese producto que posiblemente también te encantará.

Modo de uso.

El uso no es nada del otro mundo, es igual a los otros champús para barba, primero mojo bien mi rostro, cuello y barba y aplico una pequeña cantidad de beard wash en la palma de la mano, después distribuyo por la barba llegando hasta la piel, también aplico champú en el cuello y voy dando masaje circular hasta que genere una espuma abundante.

Después enjuagamos y secamos con una toalla, pero nunca uses secadora de pelo, eso solo te resecará la piel y maltratará el vello facial.

Con la barba un poco húmeda ya puedes aplicar un poco de aceite para barba o el Beard Saver de BBO ¡y listo!

¿Dónde lo consigo?

Lo triste de este Beard Wash es que solamente se vende en gringolandia, no hacen envíos a otras partes del mundo por lo que la única manera de conseguirlo en México o cualquier otra parte del mundo es yendo directamente a racistalandia o comprar a otra persona que trajo el producto pero ten en cuenta que te lo venderá a precios caros y a veces hasta abusivos.

Esta presentación de 120 ml es el wash original, tienen otras presentaciones más grandes con acondicionador, o sin aroma e inclusive ya tienen una mentolada.

Su precio original es de $14 dólares que son como $280 pesos aproximadamente, pero en México te la pueden dejar caer desde $350 pesos hasta los $600 pesos más el costo de envío, a ese precio no vale la pena ya que hay alternativas mexicanas más económicas e igual de eficientes como el nuestro.

Ojalá pronto Bluebeards decida venir a México y ponga una fábrica de sus productos… ya qué ¿dónde podría conseguir ingredientes de mejor calidad como el Aloe, jengibre, limas y limones si no es en México?

O cuando menos que abra una distribución formal para evitarnos estos costos abusivos de los revendedores…

El producto lo recomiendo ampliamente, cumple su función y te agradará usarlo; si tienes oportunidad de comprarlo no lo dudes o si ya lo has usado.

Amigos nuevamente me despido, gracias por darte una vuelta por el blog y pues nuevamente te invito a que te suscribas al boletín para que no te pierdas ninguna publicación.

¡Déjala crecer!